4 Razones para visitar Moldavia

Monumento Moldavia

Iglesia ortodoxa en Moldavia

Bellas y suaves colinas, sus claros viñedos, sus huertos verdes, donde los arboles se vuelven casi blancos durante la primavera. La República de Moldavia es un país localizado en la parte sudoriental de Europa. Fronteriza con Ucrania por el este y Rumanía por el oeste. Debido a su ubicación geográfica. La República se caracteriza por su clima suave, sus cortos inviernos y sus largos veranos. Los paisajes de Moldavia varían considerablemente de las estepas interminables del este, las altas colinas y bosques de la parte central y las planicies de Budjak en el sur.

1. La hospitalidad moldava.

Los moldavos son un pueblo muy atento y generoso que disfruta la vida y les encanta conocer nuevos visitantes, por lo que son siempre muy bien recibidos. Tan grande es la generosidad moldaba que se decepcionarán mucho si rechazamos beber un vaso de sus vinos locales. Si los probamos, seremos nosotros los decepcionados de no poder llevarnos a casa alguna botella para nuestros amigos y familiares. Aparte de llevar un código equipaje de mano que cumpla con las medidas de la maleta de cabina, recomendamos llevar una maleta facturada para que nos quepan varias botellas de sus riquísimos vinos.

2. Las rutas del vino.

Una gran variedad de vinos moldavos atraen a visitantes de muchos países. Especialmente turistas deseosos de realizar alguna de las rutas vinícolas, incluyendo visitas a bodegas y galerías subterráneas. Durante el otoño los moldavos fabrican vino en sus propios hogares. Producen un vino joven de nombre Tulburel y la tradición es servir siempre al que tenemos a un lado. De acuerdo con la tradición, la primera persona que lo prueba debe desear al anfitrión toda la mejor suerte del mundo, lo cual, necesariamente se hará realidad.

3. Cultura y gastronomía.

Para los que disfruten de las antigüedades, deben visitar las antiguas iglesias y monasterios. Asimismo, los veteranos pescadores, encontrarán aquí su paraíso terrenal. El país está lleno de lugares bonitos, y su clima suave y el gran número de días soleados a lo largo del año es una increíble combinación que permite admirar la belleza de Moldavia desde la temprana primavera al otoño tardío. Su localización geográfica, ha influido enormemente en el surgimiento del arte y sus tradiciones. Moldavia tiene un folklore muy rico. La viva y efervescente música moldaba encienden a menudo los corazones de los visitantes de todo el mundo. La diversidad y variedad de la cocina moldava ha sido testada a lo largo de los siglos. Los entrantes son picantes y variados. Son típicos los platos de carnes y verduras, así como su variada repostería.

4. Su naturaleza virgen y pintoresca.

Incluso siendo Moldavia un país pequeño es rico en recursos naturales. Numerosas colinas y valles cubiertos de bosques antiguos, lagos, ríos y viñedos prácticamente intactos a lo largo del tiempo. Si admiras la serenidad, la paz, los amaneceres y hacer escapadas a ríos, Moldavia es tu lugar ideal. Si te encantan las maravillas y reliquias naturales, aquí podrás encontrar rocas abruptas con formas muy pintorescas y cuevas profundas con laberintos donde perderte en el tiempo.