Bahía de Pollença, un rincón con encanto en Mallorca

La bahía de Pollença constituye actualmente el punto turístico más importante de Mallorca. Se encuentra situada en el norte de la isla y comprende los pueblos de Pollença y Alcudia.
bahia de pollenca fotos

Una de las playas de la bahía de Pollença

Podrá disfrutar de maravillosas excursiones a la Sierra de Boquer, encontrar playas naturales como Cala Sant Vicenç o realizar paseos en bicicleta. Desde el invierno, Port de Alcudia y Port de Pollensa reciben miles de ciclistas para desarrollar la pretemporada de ciclismo.

Si eres un enamorado del mar,  a pocos kilómetros se encuentra la localidad costera de Puerto de Pollença, ideal punto de partida para muchos navegantes y amantes del mar que desean pasar el día lejos de tierra, e incluso pueden ir a Menorca y volver por la tarde, disfrutando de la belleza que ofrece las costas mediterráneas.

En el área de Puerto de Pollença, hay varias playas de gran y pequeño tamaño, con bandera azul predominate durante todo el año. La más bonita de todas a nuestro juicio,  es sin duda la playa de Formentor. Es muy famosa por la cantidad de famosos que tiene y además muchos han decidido comprar una casa en la zona por su tranquilidad y belleza incalculables.

Alcudia: La ciudad medieval

En la actualidad, Alcudia cuenta con unos de los yacimientos arqueológicos más importantes de la isla, cerca de la antigua ciudad que tiene una muralla medieval con dos espectaculares puertas de acceso. La ciudad conserva el casco antiguo hermoso casi sin vial donde podrá disfrutar de una gran variedad de restaurantes de tapas, bares y tiendas.

Alcudia es sin duda, un lugar para visitar y disfrutar de uno de los pueblos más bellos de Mallorca.

A tan solo un kilómetro tiene la playa, se ha convertido en la favorita del turismo familiar ya que sus aguas son tranquilas y poco profundas, lo que supone una gran seguridad para los más pequeños.

Alcúdia es muy famosa por su puerto deportivo, por su gran oferta hotelera y por su rica historia. Hoy en día, paseando por sus estrechas calles, uno puede observar vestigios de todos los pueblos que han dejado huella.

Cuando la visites no puedes olvidarte de pasar por su museo romano, por su muralla medieval y por su escarpada costa casi natural. Fue el primer municipio español en declararse verde y amiga de las bicicletas.

Desde el año 2013 su puerto se ha convertido en parada obligatoria para la mayoría de los cruceros que surcan el mar mediterráneo. Alcudia tiene el segundo puerto más grande de Mallorca.