Brujas, el tesoro medieval de Flandes

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000, Brujas es una ciudad con más de diez siglos de historia, desde que era una mera fortaleza, en el siglo IX, hasta la fecha actual, en la que se ha convertido en la capital de la región de Flandes Occidental.

Canales Brujas

Canales en la ciudad medieval de Brujas

Durante sus primeros dos siglos de historia fue una ciudad que pasó prácticamente desapercibida, hasta que se convirtió en una ciudad comercial de primera categoría. De este modo, Brujas es una ciudad que merece la pena visitar al menos una vez en la vida. Y para que esto no sean meras palabras vacías vamos a conocer con mayor detalle algunos de los atractivos de esta ciudad.

Visitando Brujas a través de los canales

Visitando Brujas a través de los canales

Paseando por Brujas: a pie o en barca

La limpieza de sus calles empedradas, la estructura de su casco urbano y el estilo arquitectónico de la mayoría de sus edificios hacen que un paseo a pie por Brujas sea similar a un viaje al pasado. En efecto, visitando la ciudad tendremos la sensación de haber regresado al siglo XII cuando recorra las calles de esta ciudad de aspecto netamente medieval. Y esta sensación de pasear por una ciudad medieval se potencia si se tiene en cuenta que el tráfico de la ciudad está regulado en favor de los peatones. Y si se quiere ver la ciudad desde un punto de vista diferente, entonces se puede realizar un paseo en barca a través de sus canales, debido a los cuales Brujas ha sido frecuentemente comparada con Venecia.

torre Belfort brujas

La torre Belfort, considerada la más bonita de Belgica, preside la Plaza Mayor de Brujas

Brujas monumental

Brujas es una ciudad con historia y a lo largo de esta historia ha acumulado un patrimonio monumental que cubrirá sobradamente las expectativas del viajero. De este modo, en la Grote Markt (Plaza Mayor) el visitante se encontrará con la torre Belfort, construida en el siglo XIII y de 83 metros de altura. Desde lo alto, una vez se han subido los 365 escalones, se puede disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. Por su parte, la plaza Burgh es seguramente el centro desde el que se generó la ciudad. En efecto, esta plaza corresponde a la fortaleza construida en el siglo IX a partir de la cual surgió la ciudad. En esta plaza el viajero encontrará uno de los ayuntamientos más antiguos de Bélgica: el Ayuntamiento de Brujas, construido entre finales del siglo XIV y principios del XV.

museo patata frita brujas

El Museo de la patata frita, una de las visitas más originales de la ciudad

El Museo de la Patata Frita

El Museo de la Patata Frita (Friet Museum) es único en su especie. Se trata de un museo en el que se acerca al visitante a la historia de la patata frita. En el se expone y explica tanto la historia de la patata en general como la historia de la patata frita en particular, así como la presencia de este manjar en el arte contemporáneo. También hay salas dedicadas a la cultura que se ha desarrollado en torno a este aperitivo. Se trata de un museo bastante curioso que no dejará indiferente a nadie.

Además, el edificio en el que se encuentra ubicado el museo es del siglo XIV. Se trata del Saaihalle, uno de los edificios más bellos de la ciudad. En el museo se expone una colección de utensilios destinados a la manipulación de las patatas formada por más de 400 objetos. Y tras la visita se puede disfrutar de una degustación de patatas fritas en la bodega medieval del museo.