Descubriendo los alrededores de Praga

Muchos probablemente ya habéis tenido la ocasión de viajar a una de las ciudades más bellas del centro de Europa, Praga, su casco histórico es espectacular sobre todo si se visita de noche, parece una ciudad sacada de un cuento de hadas: su espectacular castillo situado sobre la colina, la catedral de San Vito que la acompaña, las iglesias, las sinagogas, el puente de Carlos, hay 1000 y un detalles que hacen de esta ciudad un lugar imprescindible a visitar a lo largo de la vida de cualquier viajero.

Pero la República Checa ofrece mucho más sitios que visitar que no sólo su capital. Existen un montón de pueblos alrededor que si tenéis unos cuantos días de vacaciones merece la pena acercarnos a conocerlos. Muchos se pueden visitar en un solo día siempre y cuando dispongáis de un coche con el que desplazaros. Eso sí, las carreteras de República Checa no es que sean una auténtica joya, pero bueno, valen para llevarnos a todas partes. Hoy vamos a contaros un par de sus lugares que merecer la pena visitar: Karlovy Vary y Cesky Krumlov.

El mayor problema de visitar las ciudades que se encuentran en los alrededores de Praga es localizar un buen alojamiento, menos mal que para eso existen hoy en día un montón de webs que te ofrecen alojamientos a buen precio y que te facilitan su búsqueda, como pueden ser kayak o memarchodeviaje.com y así no perdemos tanto tiempo en pillar un sitio donde dormir.

Visitando Karlovy Vary

Karlovy Vary

Karlovy Vary

Este lugar es conocido por ser uno de los balnearios de la República Checa más bellos que existen, si vais a visitarlo podéis aprovechar y parar en Krusovice, famoso por su cerveza. La ciudad cuenta con 12 manantiales de aguas minerales curativas y fue lugar de visita de las personalidades políticas y culturales más importantes de chequia.

Entre las cosas que no debéis perderos podemos destacar algo tan sencillo como dar un paseo por las columnatas antiguas y modernas. Podéis subir también a la torre de observación de Diana (hay un funicular, no tenéis que mataros andando) y probar su famoso licor de hierbas, el Becherovka.

Si no disponéis de un coche con el que acercaros hasta la ciudad podéis hacer uso del autobús o del tren. En coche se tarda unas dos horas, en autobús unas dos horas y media y el tren no os lo recomendamos puesto que tarda muchísimo más. El autobús lo podéis coger en la estación de autobuses de Florenc y los deja en el mismo pueblo.

Si necesitáis más información sobre Praga, Karlovy, Cesky o sus alrededores, podéis apoyaros en memarchoapraga.com, donde encontraréis un montón de información que os servirá si vais a viajar por vuestra cuenta.

Descubriendo Cesky Krumlov

Cesky Crumlov

Cesky Krumlov

Este lugar lo encontraréis a 170 km de Praga, se encuentra ubicado en el encantador paisaje de bohemia del Sur y es conocido como la perla de bohemia. Entre las principales cosas a visitar esta ciudad destacan el castillo y la iglesia gótica de San Vito.

Dentro del castillo se pueden realizar visitas guiadas por si os interesa conocer todo el máximo detalle sobre el lugar. Al igual que ocurre con muchas ciudades de la República Checa, lo más recomendable es dar un paseo por todo su centro histórico ya que realmente encantador y espectacular a la vez. Alrededor del castillo encontraréis un monasterio del siglo XIV y la cervecería Eggenberg, que hoy en día todavía hace entregas a caballo y en carreta.

Otra visita que merece la pena que recomendamos es un museo de cera, se encuentra entre los mejores del país. Podéis acercaros hasta la ciudad bien en tren o en autobús, eso sí, tener en cuenta que el trayecto dura tres horas y media.