Que ver y hacer en Bérgamo. La bella ciudad medieval de Italia.

Antes de empezar a leer, tienes que saber algo; Bérgamo es de esas ciudades italianas que enamora a todo el que la visita.

Situada en una zona privilegiada de los Alpes italianos en la región de Lombardía, la preciosa ciudad de Bérgamo tiene un poco de todo. Lagos majestuosos de admirar en los alrededores, una montaña inmediata a la ciudad que se viste de colores claros en invierno acogiendo a miles de visitantes que disfrutan de los deportes de nieve y de verdes y pardos colores impresos en su naturaleza, y es que sus modestos climas en cualquier temporada hacen que viajar a Bérgamo sea una gran idea durante todo el año.

que ver en Bergamo, città alta

La Città Alta de Bérgamo, la joya medieval de Lombardía

Qué ver y qué hacer en un día en Bérgamo, Italia.

Dividida por las murallas venecianas de origen medieval, Bérgamo consta de la “Città Alta” precisamente en la parte externa y elevada y la “Città Bassa” que compone el histórico corazón de la ciudad conviviendo con el moderno crecimiento residencial de la zona. En el pasado ha sido conquistada por Celtas, Romanos, Venecianos, Napoleónicos e incluso Austriacos, lo que le da el privilegio de contar con diferentes tipos de arquitecturas y arte conviviendo en perfecta armonía.

Piazza Vecchia

Conocido como uno de los puntos más concurridos de la Ciudad Alta, se encuentra la “Plaza Vieja”, que da honor a su nombre pues ésta rodeada por historia hecha arquitectura; La Fuente Contarini, la Torre Cívica, los Palacios Raggione y Nuovo se erigen en las cercanías de la plaza y ofrecen un atractivo de majestuosa belleza propia de las ciudades italianas.

Es el lugar perfecto para disfrutar de una buena comida o un café mientras sus diferentes edificios de piedra y ladrillo lo trasladan a otros tiempos y aunque los costos son algo altos no debe de perder la oportunidad de cumplirse el capricho de visitarla y perderse entre sus pintorescas calles llenas de turistas, trovadores, bares, bibliotecas, restaurantes y fachadas antiguas.

Piazza Vecchia de Bérgamo, Italia

Piazza del Duomo

Otro lugar muy frecuentado es la Piazza del Duomo, está situada detrás de la Piazza Vecchia pero sigue siendo parte del corazón de la Città Alta. Aquí encontramos el Duomo (o Catedral) de Bergamo, el Episcopio y la Iglesia de Santa María Maggiore. Esta última es uno de los monumento más importantes de la ciudad. Fue construida sobre el año 1137 para agradecer al la “Madonna” su protección en la epidemia de peste que asoló Europa en el siglo XII.

Excelente visita para aquella persona interesada en construcciones del tipo religioso, estilos románicos y venecianos con materiales como mármol, piedras, canteras al exterior y maderas finas y detalles al interior. El acceso es libre y gratuito para conocer estos edificios e incluso puede tener una vista desde lo alto subiendo por la Torre cívica que da una panorámica 360 de toda la plaza.

Capilla Colleoni

Mármoles policromados, relieves bíblicos, bajorrelieves romanos y una cúpula octogonal caracterizan a ésta capilla que fue dedicada a Bartolomeo Colleoni, siendo a la vez un mausoleo propio para éste santo, es considerado como uno de los edificios más bellos de la ciudad.

El interior es igual de majestuoso que su exterior, aquí encontramos el principal altar, relieves que detallan la vida de Cristo, estatuas y leones de piedra así como la tumba de Colleoni en un sarcófago de detalle artístico.

Es un punto obligado a visitar, vale la pena conocer un poco más de la historia de este señor de la guerra para ver la construcción con mejor detalle y sentido. Se puede visitar en cualquier época del año pero en puentes y vacaciones el número de turistas aumenta de manera considerable.

Piazza del Duomo y Santa Maria Maggiore

Torre del Gombito

Ésta torre gana su nombre debido a que se encuentra en la intersección de dos calles importantes (Gombito proviene de la palabra latina “compitum”, que se puede interpretar como “cruce” o “division”).

En el pasado funcionó como torre militar, desde aquí se vigilaban lugares como la Piazza Vechia en el centro de la ciudad, posteriormente pasó al plano civil, está construida en piedra y cuenta con una altura de 52 metros siendo así la estructura más alta de Bérgamo.

La torre abre sus puertas en las épocas de primavera y verano pero todo el año se puede aprovechar para verla por el exterior mientras se pasea por la “Vía de Gombito” con estilo pintoresco llena de muchos puestos de recuerdos, pastelerías y cafés, se puede llegar a la torre caminando o por el funicular.

Basílica Santa María la Mayor

Ésta edificación localizada en la Piazza del Duomo no se queda atrás en belleza y complejidad como los demás atractivos a su alrededor. La fachada presenta estilos de lombardo-romanos, sus mármoles están tallados de formas caprichosas y sus muros y columnas están tapizados de dibujos flamencos y florentinos.

Presenta un techo con buen detalle al interior, la cúpula octogal, capítulos bíblicos en las paredes dignos del magistral pintor Lorenzo Lotto así como el altar o coro con un impresionante trabajo al fondo de marquetería (pedazos de madera que juntos forman una imagen).

Es una parada obligada para todos los viajeros y se necesita rodearla completamente para apreciar las diferentes vistas del exterior, los horarios de visita son algo estrictos y es recomendable visitarlo en las horas de menos afluencia y con tiempo para que no haya tanta gente y se disfrute mejor la visita.

Fortaleza militar de La Rocca en Bérgamo

La Fortaleza (Rocca)

En lo alto del monte de Santa Eufamia se erige ésta edificación de tipo militar que servía como cuartel de las tropas italianas además cárcel local, dentro de “La Rocca” encontramos la iglesia de Santa Eufamia, el Museo Histórico de Bérgamo y el Parque de la Remembranza.

El parque ofrece jardines, subidas y bajadas, torres, balcones y hasta restos de las dos guerras mundiales como cañones y carros armados. Su peculiar torre circular es el mejor punto para apreciar toda la ciudad e incluso los albores de Milán.

Ideal para visitar con la familia y niños en un día soleado para disfrutar acostado en sus céspeds bajo las sombras que ofrece el arbolado o bien caminar a la par de su sistema amurallado por el cual se le dice también al lugar como “La fortaleza”.

La Ciudadela Medieval

La Piazza Citadella es uno de los lugares más interesantes de los tiempos del medievo y se encuentra en el mero centro de Bérgamo dándole con esto una posición privilegiada.

Comprende de dos imponentes palacios militares que ahora albergan tanto el museo de Ciencias Naturales como el museo Arqueológico que ofrecen salas con artículos desde la prehistoria hasta la edad medieval así como restos geológicos y paleontológicos de distintas partes del mundo e incluso un mamut muy bien conservado, ambos museos están abiertos al público todo el año pero sus horarios cambian en invierno y primavera.

Alrededor de éstos museos se aprecian además torres antiguas de piedra, bóvedas y pilares, calles adoquinadas y empedradas y un pasillo con arcos en donde se ponen puestos con venta de artículos de recuerdo.

Castillo de San Vigilio

Esta construcción militar de Bérgamo tiene torreones, cañones y troneras se sitúa en la cima de un cerro de 500 metros de altura que lleva su mismo nombre y que además en su interior alberga una red de pasadizos y galerías subterráneas.

Para llegar aquí se puede tomar el funicular por aproximadamente 2 euros o bien realizar el trayecto por las escaleras que demandan algo de condición pero que ofrecen la ventaja de ahorrarse el pasaje, queda poco de la construcción del castillo sin embargo es digno de visitarlo pues además la vista que ofrece hacia los pre-alpes y la ciudad alta hacen que valga la pena todo el esfuerzo, ideal para visitar por la tarde donde se puede recostar en el pasto y hacer día de campo rodeado del silencio y del paisaje.

Que ver bergamo Italia

Città Bassa de Bérgamo, Italia

La ciudad baja de Bérgamo “Città Bassa”

Ésta es la parte moderna de Bérgamo, las avenidas son más amplias y las construcciones y casas no tienen tanta antigüedad en comparación con la ciudad alta, para trasladarse hasta aquí se puede hacer caminando o tomando el funicular, de hecho muchos de habitantes de Bérgamo viven en esta zona.

Sus atractivos principales son el Palacio de Justicia como también el palacio de la banca italiana, la cámara de comercio, la Piazza Dante y la Pinoteca de la Academia Carrara, ésta última muy visitada presentando más de 1700 pinturas de diferentes artistas.

Es recomendable visitarla por la mañana o tarde y caminar indistintamente por sus calles, la estadía puede durar en unas cuatro o cinco horas, además los domingos suele haber pequeños mercadillos locales que ofrecen productos de la región y artículos diversos, también hay centros comerciales como la “Porta Nuova” abierta cualquier día de la semana.

Qué ver cerca de Bergamo y alrededores

Lago Iseo

Este lago en forma de “s” y alimentando por el rio Oglio descansa en un valle en donde se erigen los montes prealpinos lo que le da una enorme belleza natural a pesar de estar cerca de las zonas industrializadas.

Conocido también como Lago Sebino es el cuarto lago más grande de Italia, y se encuentra en la región de Lombardía, cuenta con alrededor de seis poblaciones y dos pequeñas islas de dominio privado. Se puede llegar en auto, tren o bicicleta desde Milán o Bérgamo que se encuentra a tan solo una hora de distancia.

Este lugar ofrece infinidad de actividades y atractivos para todo tipo de visitante que quiera pasar un buen fin, andar en barco a motor, kayak o vela por sus aguas es lo principal, senderismo y hacer ciclismo de montaña es también de lo más elegido entre los turistas para gastar energías.

Pero si usted prefiere un sito para descansar, relajarse y conocerlo poco a poco, pues entonces sigue en el sitio correcto; Iseo, Monte Isola, Pisogne y Sarnico cuentan con distintas cosas para visitar, como antiguos cascos y construcciones de la época medieval, pequeños castillos, bonitos centros históricos, museos y hasta un verde oasis en el medio de este manto acuífero.

Las opciones para comer son variadas y buenas, cerca de hay viñedos, quesos de cabras y sin olvidar por supuesto su pescado fresco como el salmerino o la farra en cualquiera de sus mesones o restaurantes al pie de la ribera.

bergamo, san pellegrino, italia

San Pellegrino, Italia. Origen del agua mineral más conocida de Europa

San Pellegrino Terme

A tan media hora de la ciudad de Bérgamo se encuentra este pueblo de nombre Al Pellegrino especializado en el descanso a su mayor nivel, pues cuenta con un atractivo de los que pocos se podrían resistir: Un centro con aguas termales, elegantes y zonas de spa.

La “belle epoque” es la forma en la que se vive aquí, desde sus inicios por los años 90, el espíritu del lugar es el de ofrecer eterno descanso de la más alta calidad. Casino, salones de fiestas, las termas o piletas, y los hoteles decorados con materiales de primer nivel como mármol, vidrios artísticos y mosaicos en perfecta comunión con toda la infraestructura de vanguardia.

La visita a este lugar puede resultar un poco costosa si se quiere disfrutar al máximo, es el mejor destino para pasar un fin de semana o incluso semanas enteras que valdrán cada euro que se invierta. Incluso el sitio acaba de pasar por una remodelación de más de 200 millones de euros que lo embellecen más en sus diseños y así ofreciendo servicios de mejor calidad.

La calidad y limpieza de sus aguas no solo se aprovecha con motivos de relajación y esparcimiento sino también para fines medicinales combatiendo enfermedades propias del estómago y por supuesto, su uso para embotellarse para su venta al mundo entero, de aquí es de donde vienen las tan famosas bebidas de agua ligeramente gasificada marca S. Pellegrino.

Crespi d’Adda

Sitio añadido en la lista del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como “ejemplo excepcional del fenómeno de los pueblos obreros, el más completo y el mejor conservado del sur de Europa”.

Este pequeño pueblo tiene sus orígenes en la industria del algodón, y es que un señor de apellido Crespi fue el que creo un completo lugar no solo para trabajar sino para asentarse y poder vivir ahí. Fábricas, casas, escuelas, un castillo, iglesias, hospitales, y hasta un panteón serían parte del sistema que incluso fue antecesor a lo que el mismo gobierno pudiera ofrecer.

El patrón así como los trabajadores y sus familias se establecieron entonces en éste pueblo que se regía principalmente por las demandas de la empresa pero que a la vez ya había arraigado un modo de vida propio de cualquier otra comunidad.

Lo que impresiona de aquí es su magnifico estado de conservación así como edificaciones que cualquier otro pueblo envidiaría. Arquitecturas de estilo medieval e inglesa se pueden encontrar aquí, incluso en éste lugar fue donde se instaló el servicio eléctrico al público antes que en cualquier otro lado de Italia.

Los operaciones de la fábrica terminaron en 2004 sin embargo el pueblo sigue habitado y con los brazos abiertos para todo público pueda visitarlo. Para llegar aquí es necesario tomar la vía terrestre desde Bérgamo a escasos treinta minutos o bien el ferrocarril con una duración de una hora, también se puede hacer el viaje desde Milán en los mismo medios de transporte con un poco más de tiempo para llegar.

lago di como italia

Lago di Como, Italia. Refugio de famosos.

Lago di Como

Este lago de origen glaciar es uno de lo más profundos de Europa (mas de 400 metros) y el tercer más grande de Italia después del Garda y Maggiore. Su belleza se debe a la posición privilegiada en medios de montañas alpinas que le dan ese característico de muchos lagos italianos, combinado con un clima templado propio del mediterráneo que da la oportunidad de ser visitado prácticamente en cualquier época del año.

Entre sus atractivos encontramos pueblos en su ribera con agradables peculiaridades, Nesso por ejemplo es un caserío emplazado casi de manera caprichosa en un terreno crispado y que además un arroyo fluye en medio de éste, haciendo una pequeña cascadas que desemboca en el lago y un pequeño puente de piedra para observarla mejor.

Varena otro conjuntito de casas que parece desde lejos como un pueblo miniatura pues la magnitud de sus rocas por detrás la hace ver como un punto en medio de la nada. Sus pintorescas callecitas combinadas con coloridas y bien cuidadas fachadas hacen de éste lugar un encanto. Existen mas pueblos al pie del lago como Bellagio con un estilo señorial o Menaggio situado en el centro del lago y cruce principal de viajeros en bote.

La ciudad de Como, la cual es la capital de la región, ofrece puntos de interés como un castillo, museos, su catedral, torres y puentes de estilo medieval; es una parada obligatoria si se tienen más días disponibles al visitar el lago.

Qué Comer en Bérgamo; platos típicos

La gastronomía de Bérgamo, igual que en toda Italia,  es muy selecta y en toda la ciudad podemos encontrar restaurantes y lugares donde comer realmente bien pues los productos de la región son frescos, bien cuidados y a un precio razonable.

Su platillo más conocido es el Casoncelli de Bérgamo que son raviolis con un relleno de carne y queso, acompañado con frutas como uvas y peras, ésta es la comida que ha llevado su cocina a la fama internacional.

El ingrediente culinario más usado en la región es la ya conocida polenta, que es una harina de maíz amarillo y se usa en muchos otros platillos como lo es en la “polenta e uccelli”, que son pequeñas aves asadas atravesadas con un palito en forma de brocheta acompañadas con ésta harina preparada.

Entre lo más preciado se encuentran embutidos y carnes como las salchichas, salchichones, tocinos y otro tipo de carnes curadas; trufas negras de diferentes tipos que se dan en la región en distintas épocas del año así como su gran variedad de quesos elaborados en su mayoría de manera artesanal como el Branzi, Agri, Tallegio, Caprini entre muchos más.

Sus postres son la torta de Donizetti y la de Donizzeti y el pan di Spagna, la zona es además productora mielera y vinícola, ofreciendo vinos tintos, blancos y moscatel.