Toledo : Gastronomía de una ciudad llena de sabor

Toledo es una de las ciudades españolas con mayor peso histórico.

Su merecida fama procede de su arquitectura, su literatura y su arte y, a su vez, esta riqueza se debe a la convivencia de las diversas culturas que convergieron en este importante punto neurálgico de España.

La fusión de las tradiciones medievales, judaicas, islámicas y cristianas la convierte en una ciudad única digna de ser gozada en todos sus sentidos.

Los vestigios de esta unión han trascendido a todas las artes para seguir enamorando al visitante, que siempre se sorprende al recorrer a pie –como se debe hacer, a pesar de las muchas cuestas con las que nos topemos- este centro cultural.

Pero en Toledo reside otro arte, a veces menos conocido, y que conquista a sus adeptos a través del paladar. La gastronomía de Toledo es una de las más apreciadas dentro de la cocina española.

RESTAURANTES DE TOLEDO

La carne: el secreto mejor guardado de Toledo

Para empezar a abrir boca, nada mejor que conocer los ingredientes que hacen famosa la gastronomía toledana. Y en primer lugar -y casi con mayúsculas-, hay que hablar de la carne. El cochinillo asado -también llamado cochifrito- o el cordero asado son dos de las especialidades que no deberíamos perdernos. Pues, aunque son platos tradicionales, el sabor que en los restaurantes toledanos le confieren a esta deliciosa carne es diferente al de otras regiones.

Igualmente, en las cartas toledanas encontramos más especialidades en las que la carne es la reina. Así, se recomiendan especialmente las carcamusas, que aunque se suelen servir como tapas, pueden constituir un delicioso y completo plato para un buen almuerzo.

Se trata de un guiso muy sabroso servido sobre cazuela de barro que se realiza con carne de ternera, guisantes y patatas. Se sofríe el conjunto con tomate, hojas de laurel y un buen número de especias que le confieren al plato un irresistible toque picante y generalmente lo acompañan con rebanadas de pan, que en los mejores restaurantes estará recién hecho.

Otros guisos tendrán como protagonistas a las verduras de temporada, muy recomendado será el asadillo de pimientos y el de berenjenas. Pero el más famoso plato elaborado con verduras es sin duda el riquísimo pisto manchego. Se sirve como tapa, como entrante, como primer plato o incluso como plato principal cuando se le añaden huevos fritos.

Y es que, por manido que sea, ¿quién puede resistirse a este simple alimento? Vilipendiado y juzgado por ser los causantes del aumento del colesterol, hoy se sabe que lejos de acrecentar las cifras, el huevo es beneficioso para todos. ¡Otra razón más para no renunciar a este plato!

¡A la rica caza!

gastronomia de toledo

Pero la carne más sabrosa que proporcionará el mayor número de recetas tradicionales con las que se topará el comensal serán las que lleven como ingrediente central carne de caza.

Incluso para aquellos que se muestren más reticentes a comer este tipo de carne, les resultará del todo imposible no ceder ante la perdiz, que es la mejor baza que esconde esta gastronomía. Perdiz escabechada o perdiz a la toledana: las dos versiones son sabrosas gracias al fino sabor de este animal.

Dentro del grupo de carne de caza también podremos optar a especialidades realizadas con liebre, conejo y codorniz. Esta última se suele servir en una ensalada templada acompañada con granadina y nueces sobre lecho de lechuga. Sencillamente perfecta…

Por otro lado, será frecuente encontrar la carne de liebre o conejo estofada con arroz. Este plato suele ser de sabor intenso y fuerte, muy recomendado para los que busquen un plato que se aleje de nuestra dieta habitual. Será muy fácil encontrarlos en cualquier menú diario, a precio muy asequible pero con una calidad incuestionable.

Otros platillos típicos

No se puede despreciar otro los manjares toledanos elaborados con el alimento más humilde: el pan. Las Migas manchegas, servidas idealmente en invierno, suelen ser uno de los platos más demandados. Saben deliciosas como tapa o como plato único.

Y hablando de tapas, toda Castilla La Mancha es conocida por sus vinos y su producción quesera. Estemos en el país que estemos, el queso manchego ocupa un lugar en todos los refrigeradores dedicados a los quesos gourmet. Desde luego, Toledo es el mejor lugar para degustarlo a un bajísimo precio.

Lo mismo sucede con cualquiera de sus vinos, por lo que en esta ciudad no habrá que tener miedo a pedir el vino de la casa, siempre considerado inferior. Seguro que los amantes del buen vino se sorprenden con su calidad.

Dulces para un buen final

Los postres son otro de los tesoros mejor custodiados por los toledanos. Y aunque nos hayamos quedado más que satisfechos con la oferta de especialidades culinarias, seguro que aún podemos hacer un pequeño –o gran- hueco para algo un poco más dulce…

mazapán de toledo

Desde luego, es probable que la presentación tenga la culpa, pero de todos los postres que tendremos a nuestro alcance, no podremos decir que no a su mazapán artesano.

No importa la época en la que nos encontremos e igualmente, la Navidad no nos hará falta como excusa para “pecar” de golosos, pues durante todo el año encontraremos mazapán artesano en cada pastelería y como acompañante del postre elegido en casi todos los restaurantes. Y si tenemos la oportunidad, los puches –exquisita combinación de canela con anises, leche y harina frita- nos llevará al mismo cielo.

¿Dónde comer? : Restaurantes de Toledo

La oferta de restaurantes y tabernas es tan extensa que cualquier lugar que escojamos será sinónimo de acierto. Incluso el más recóndito y sencillo restaurante puede esconder en su pequeña cocina un delicioso guiso de arroz con liebre digno solo del paladar de un rey.

Seguramente sea en el casco histórico donde el viandante desee parar a descansar para recuperar aliento y energía. ¿Y qué mejor forma que hacerlo con la maravillosa gastronomía toledana?

Alrededor de la Catedral de Toledo se pueden encontrar locales bastante concurridos e igualmente en el trazado que conduce hacia el barrio judío se ubican tabernas más que notables. Lo mejor de todo es que las opciones son numerosas y para todos los presupuestos.

Pero si aun así se desean conocer nombres, el Mesón de la Orza se ha granjeado gran fama en los últimos años y se recomienda para la celebración de eventos especiales. Atención a su licor de mazapán.

Si se quiere uno adentrar en la tierra de Alonso Quijano, mejor acudir a El Fogón Del Quijote: comida típica casera, elaborada con los mejores ingredientes y un servicio esmerado. El estofado de venado, su mejor baza.

Finalmente, para tapear la Taberna la Dehesa es una de las opciones más destacadas. Una forma muy tradicional en la que los españoles solemos comer sin las complicadas convenciones de los tres típicos platos. ¡Todos los antojos serán cubiertos!

Con todo esto, solo nos queda desear buen provecho y feliz viaje. Toledo no solo conquista por su historia. Será el estómago quien nos hará volver…

Las fotografías del artículo son propiedad de: toledocapitalgastronomia.com