Qué ver y hacer en Lanzarote en 5 días

«Abre el ojo y desparrama la vista» cuando visites la cuarta isla canaria en extensión para no perderte un solo detalle. Si no sabes qué ver y hacer en Lanzarote en 5 días, aprópiate de esta completa guía que te brindamos con los lugares más emblemáticos en los que merece la pena hacer una parada.

Para que no «se te vaya el baifo» y te dejes nada en el tintero, hemos preparado una lista con los imprescindibles. Lanzarote es una isla de la provincia de Las Palmas en la que vas a encontrar algunos de los lugares más singulares de las Islas Canarias y paisajes que parecen extraídos de otros mundos. 

Si buscas hoteles en Lanzarote al mejor precio, entra en donde-dormir.com y reserva las mejores ofertas de alojamiento!!

Que ver y hacer en Lanzarote en 5 días de viaje

Una de las prioridades que todo visitante cumple con satisfacción es probar la exquisita y afamada gastronomía de las Islas Canarias. Saboreando delicias como el mojo picón, las papas arrugás, el gofio escaldado o el puchero canario, te aseguramos que no te vas a «quedar como un guirre».

También es propio disfrutar de actividades al aire libre, algo que hacer en Lanzarote en muchos de sus rincones. Senderismo, surf, deportes de playa… Tendrás a tu alcance un sinfín de posibilidades. Realmente, lo que desees lo podrás encontrar en esta isla. Por eso ahora vamos a centrarnos en los lugares más destacados.

Timanfaya , Lanzarote

Parque de Timanfaya

Fuego, ceniza y roca se funden en este Parque Nacional eminentemente geológico, que conserva numerosos vestigios de las erupciones volcánicas que ocurrieron en la isla a comienzos del siglo XVIII y en el XIX. Te abrumará vislumbrar el amplio espectro de colores que otorgan singularidad a la zona, desde negros, naranjas, ocres, rojos y tonos pardos.

Timanfaya es una zona volcánica que carece de manto de vegetación y ocupa una cuarta parte del territorio de la isla. Acércate al Centro Cultural y Turístico de las Montañas del Fuego para conocer un poco de la historia del volcanismo en Lanzarote y completa en «guagua» la Ruta de los Volcanes, de 14 kilómetros, que arranca en este punto.

La visita al parque de Timanfaya es imprescindible entre las cosas que hacer en Lanzarote con niños. Además, muy cerca de aquí podéis dar un paseo a camello que les encantará.

Cueva de los Verdes

«¡Agüita!, ¡agüita!, ¡agüita!» vas a repetir de asombro cuando te adentres en esta estructura volcánica que se ubica en el municipio de Haría, al norte de la isla. En esta gruta se percibe un aura mitológica y está cargada de múltiples leyendas. Es sin duda uno de los patrimonios culturales y naturales más ricos de Lanzarote.

La Cueva de los Verdes forma parte del tubo volcánico originado por la erupción del volcán de La Corona, en plenas entrañas de la isla. Este santuario natural de rica belleza paisajística se ha convertido en un lugar de peregrinación para los miles de turistas que visitan este rincón de Canarias. Tendrás la oportunidad de hacer una visita guiada en la que conocerás todos los secretos de esta cueva.

Jameos del Agua - Lanzarote

Jameos del Agua, de lo mejor que ver en Lanzarote

Ya que estás en Haría, aprovecha para acércate a este centro de arte, cultura y turismo ubicado en un precioso espacio natural. Un rincón único en el mundo ideado por César Manrique donde paz, sosiego y armonía campan a sus anchas. En Jameos del Agua vas a vivir una experiencia extrasensorial sin comparaciones.

Adéntrate en el túnel de la Atlántida, date un baño en las piscinas de aguas turquesas, mézclate con su riqueza vegetal y animal, pasa por su auditorio tan original y a la vez singular por sus características, y recorre todas las veredas de un paraíso que invita a la introspección.

Viñedos de la Gería

Viñedos de la Geria

En esta zona volcánica también te vas a llevar una sorpresa cuando observes las vides que allí se plantan, y que son únicas en el mundo. También se cultivan algunos frutales como la higuera. Estos viñedos de la variedad malvasía escondidos en picones producen un vino exquisito y genuino muy característico de Lanzarote y que merece la pena probar.

Isla de La Graciosa, imprescindible para visitar en Lanzarote

Otra cosa que hacer en Lanzarote en 5 días de forma casi obligada es visitar «la octava isla», situada en el archipiélago Chinijo junto a otros islotes como Roque del Oeste, Roque del Este, Alegranza y Montaña Clara. Todas forman parte del municipio «conejero» de Teguise. Playas paradisíacas, pequeños volcanes y pueblos blancos te esperan en la que, para muchos, es «el secreto mejor guardado» de Canarias.

Mirador del Río Lanzarote

Mirador del Río

Se trata de otra obra de César Manrique situada en el Risco de Famara a 400 metros de altitud. Es una de sus creaciones arquitectónicas más representativas junto con la adecuación de la Cueva de los Verdes y Jameos del Agua. Merece la pena subir hasta este mirador para disfrutar de las impresionantes vistas panorámicas de la isla. Un lugar que integra a la perfección arte y naturaleza, donde te llamarán la atención las originales esculturas que penden del techo.

Playas de Papagayo, un lugar que visitar en Lanzarote

No te vas a querer «mandar a mudar» de la isla de Lanzarote cuando pises por primera vez esta zona desértica situada en la Punta de Papagayo, al sur de la isla, donde encontrarás preciosas playas y calas, en pleno Parque Natural de los Ajaches. Puedes acceder en coche o en barco para relajarte en lugares como Playa Mujeres, Caletón de San Marcial, Playa de la Cera, Caleta de Congrio, Puerto Muelas o Bajo el Risco.

Casa de César Manrique

Haría y la casa museo de César Manrique

Al norte de Lanzarote se ubica Haría, un municipio al que ya nos hemos referido en este artículo. Cuando pases por allí aprovecha para dar un paseo por el pueblo, y haz una parada en la casa museo de César Manrique, situada en medio de un extraordinario palmeral y que fue su lugar de residencia hasta su fallecimiento en 1992. Manrique está considerado como el pintor, escultor y artista canario más reconocido.

Los Hervideros

Un lugar que ver en Lanzarote son los Hervideros. En estos riscos, que se encuentran al oeste de Timanfaya, te sorprenderá el espectáculo natural que se produce cuando la mar está brava, y golpea las cuevas que observarás a tus pies. Los Hervideros es una obra de arte de la naturaleza que se produjo hace cientos de años, cuando las olas esculpieron la lava volcánica que alcanzó el agua, hoy convertida en roca dura, oradándola hasta abrir estas cuevas.

El Charco Verde

Te quedarás como un «machango» contemplando la belleza de esta pequeña laguna formada por agua de mar filtrada que adquiere tonos verdes muy característicos, en pleno Parque Natural de los Volcanes. El Charco de los Clicos, como también es conocido, se encuentra en El Golfo, un pequeño pueblo pesquero del municipio de Yaiza. Su belleza paisajística es única.

Jardin de Cactus

Jardín de los Cactus

Entre las cosas que ver en Lanzarote, se encuentra el Jardín de los Cactus. La última intervención de Manrique en Lanzarote fue este cactarium que era una antigua «rofera» ubicada en la zona de las tuneras de Guatiza, en el municipio de Teguise. Actualmente, sirve de hogar a alrededor de 4500 especies diferentes de cactus agrupadas en 13 familias, pertenecientes a los 5 continentes.

Castillo de Santa Bárbara o Museo de la Piratería

La piratería ha ejercido una enorme influencia en la historia de Lanzarote así que, «chacho», no puedes dejar de visitar el Castillo de Santa Bárbara, donde se ubica el Museo de la Piratería. Esta fortaleza se levanta en el Volcán de Guanapay, en la Villa de Teguise, y se comenzó a construir en el siglo XIV por Lancelotto Malocello, un navegante genovés del que Lanzarote tomó su nombre.

Teguise pueblo

Pueblo de Teguise

Aprovecha tu visita a esta pequeña villa lanzaroteña para disfrutar de otros lugares como las playas de Las Cucarachas o El Jablillo. Declarada Conjunto Arquitectónico Histórico-Artístico, Teguise es un lugar donde se concentra gran parte del turismo que visita la isla. La Residencia Real de la Mareta, la Ermita San Rafael o la Iglesia Matriz de Nuestra Señora de Guadalupe son otros de sus atractivos.

Casa Museo del Campesino

El legado de Manrique en Lanzarote es impresionante. «¡Échale mojo!» Ni te imaginas el ambiente especial que se respira en este lugar ubicado en San Bartolomé, un municipio en pleno centro de la isla. Es un homenaje al campesino lanzaroteño y su lucha por dar vida a un territorio con unas condiciones tan dificultosas, que se completa con el Monumento a la Fecundidad. Visitar esta casa museo es hacer un recorrido por las tradiciones «conejeras» más ancestrales.

Casa Museo de José Saramago

No te marches sin visitar en Lanzarote la casa del Premio Nobel portugués, que se ubica en la localidad de Tías y permanece abierta al público. Alberga una biblioteca un amplio jardín con olivos, y fue inaugurada por su mujer, Pilar del Río, nueve meses después del fallecimiento del escritor. Se trata de «una casa hecha de libros» donde harás un recorrido por la vida y la trayectoria de Saramago.

Castillo de San José en Lanzarote

Castillo de San José

En esta fortaleza histórica que se encuentra en Arrecife,  podrás visitar en Lanzarote el Museo Internacional de Arte Contemporáneo, situado en su interior. El Castillo de San José fue levantado entre 1776 y 1779 sobre un acantilado por encima del Puerto de Naos. Se conoce también como la Fortaleza del Hambre porque sirvió de refugio para los locales en tiempos de hambruna, sequía y ataques piratas que azotaron la isla.

Visitando cada uno de los destinos que te hemos sugerido para contestar a la pregunta: ¿qué ver y hacer en Lanzarote en 5 días? habrás conocido lo más significativo de esta isla. Con nuestra guía en la mano sacarás el máximo partido a tu estancia. ¡Disfruta de la experiencia y «cámbiate la peluca»!